domingo, 11 de septiembre de 2016

       LAS NOCHES DE FLORES


  
      
                  E-BOOK
            140 páginas
            Autor: César Aira
            Género: Narrativa hispanoamericana
            Editorial: Literatura Random House
            Idioma: Castellano



  Las noches de Flores de Cesar Aira es un pequeño libro de unas 140 páginas, en las que se cuenta la historia de cómo un matrimonio de mediana edad, con una jubilación mediocre pero sin grandes necesidades económicas, desarrollan un oficio algo inusual para su edad, que causa gran curiosidad entre los habitantes del barrio de Flores en Buenos Aires (Argentina). Aldo y Rosita Peyró trabajan como repartidores de pizzas a domicilio para complementar su salario de jubilación, pero a diferencia del resto de sus compañeros (jóvenes de clase media de entre 14 y 17 años) que ejercen el oficio con sus propias motos, el matrimonio lo hace a pié, lo que también les permite realizar un poco de ejercicio en su sedentaria vida.
   
    Poco a poco van ganándose la confianza tanto de sus jóvenes compañeros como de los propios clientes que piden expresamente que sean ellos quienes les entreguen su pedido, como en el caso de una extraña casa de monjas, la cual resulta ser una auténtica tapadera.
    
    Acompañados, en ocasiones, de una extraña criatura enana, mitad murciélago mitad pájaro (loro), llamado Nando recorren las zonas más cercanas y sospechosas del barrio entregando los pedidos siempre a tiempo. La delincuencia en Flores era brutalmente grande a raíz de la crisis, motivo por el cual los ladrones aprovechaban los pedidos de las pizzas para robar las motos a los chicos; por eso, cada vez que creían tener uno de esos pedidos mandaban a entregarlos a los Peyró.
   
    Al mismo tiempo se da el caso del secuestro y asesinato de un joven del mismo barrio, llamado Jonathan, que trabajaba también motorizado, en una empresa de la competencia. El país entero está conmocionado por este trágico suceso y a todas horas hablan de ello en televisión. Del mismo modo aparecen en la historia nuevos personajes como el fiscal constitucional Zenón Mamaní Mamaní (que investiga el caso de Jonathan), su esposa, su hijo (el cual tiene un accidente automovilístico), un amigo y escritor boliviano de la familia, Ricardo Mamaní González, y otro escritor amigo llamado Pedro Perdón (Alias Pix).
    
    Si hay algo de esta novela que me gusta es su vocabulario culto y bien desarrollado, pero llega un punto (casi a mitad del libro) en el que la cosa se desmadra y empiezan a suceder bastantes cosas extrañas y poco creíbles. Es un libro de extensión corta pero plagado de un latente delirio narrativo, nada es lo que parece y te quedas sorprendido por esas “extrañas incoherencias”. Aldo resulta ser un antiguo criminal conocido como “Cloroformo”, su esposa Rosita sorprende al descubrirse que en realidad es un hombre, ciego y tal y como se describe en el texto “con un miembro descomunal” (algo fuera de lugar a mi parecer), y el final que transcurre en la casa clandestina de las monjitas, desvelando el paradero del joven Jonathan,  no me ha gustado demasiado. Da la sensación de que todo se resuelve de manera muy veloz, como queriendo acabar ya con la historia y te deja bastante indiferente.
   
    En definitiva, si tengo que ser sincera, no me ha gustado el libro. Mezcla demasiadas tramas para ser tan corto y para terminar resolviéndose todo tan rápido; y por qué no decirlo….creo que el autor peca de querer hacer algo tan diferente que termina por ser una mala novela (bajo mi punto de vista, por supuesto). Me atrevería a decir que incluso me ha resultado aburrido, ya que siendo un libro tan corto me ha llevado bastante tiempo terminarlo.
    

    Si habéis leído esta novela y os apetece comentar  vuestro punto de vista, no dudéis en hacerlo en los comentarios habilitados para esta entrada.

    Aquí lo dejo por hoy, espero que os haya gustado la reseña y…¡sucribiros al blog! Nos leemos pronto :P


No hay comentarios:

Publicar un comentario